Cuando ellas duermen

Cuandoellasduermen

Cuando ellas duermen yo quedo a solas con mi lista de temas pendientes: lo que debo hacer, recordar, olvidar, aprender, perdonar, tener, disfrutar o alcanzar. Son demasiados deberes para el breve espacio de tiempo que separa su caída diaria de la mía, con lo cual acostumbro a centrarme solo en uno de ellos por noche. El día se cierra así…

Acostamos a las niñas juntos, él y yo, y me suele costar abandonar su habitación desprendiéndome de ese último beso del día, ese último achuchón acompañado de la sensación inmensa de que ellas son rematadamente perfectas. Me miran desde sus camitas y Greta me espeta su habitual “t’estimo y te quiero”, esa expresión tan suya que revienta la política lingüística mamarrachera y me devuelve diariamente la conciencia de que mi mundo se resume en ellas y en ese instante inmaculado, de pura esencia y puro amor.

Como madre, como mami, mama, mamá o MoMo (qué imprudencia colar este término aquí), en el nacimiento de mis niñas radica mi nuevo principio y probablemente único final. He estado escribiendo sobre lo que supone mantener a flote lo que fui, pero mi parte de Moder sencillamente asume la evidencia que me distancia de aquel yo anterior: que ya no soy ni lo primero, ni siquiera lo segundo, y que para mantenerme a flote me basta con la plena seguridad de mi prioridad mayor, mis hijas. Y en cada uno de sus logros, en cada esmero, yo me realizo: en sus deditos aprendiendo a hacer la pinza, sus torpes andares, sus nuevas frases con sentido, el lápiz perforando el papel al escribir sus primeras letras, su dificultad superada de pronunciar P y R juntas, su habilidad para abrochar un botón, su criterio propio para ordenar un cajón, su decepción ante el pequeño fracaso, su capacidad de compartir y de confrontar, sus primeras reflexiones, discusiones y los matices de su personalidad… Con sus descubrimientos yo me derrito, al reconocer aquella pasión, aquella esencia humano-animal que nos lleva a crecer para luego, precisamente, olvidar cómo lo hicimos.

Me aseguro de que estén bien tapadas y salgo de la habitación, cada noche. Tanto él como yo necesitamos revisar nuestros deberes pendientes y desconectar. Empezamos. Ponemos las noticias. Hoy me recordaban que desde el 99 no nevaba en Noviembre en Barcelona. Recuerdo aquella nevada con la garganta rajada porque sucedió después de la última noche que fui esencialmente feliz desde la perspectiva inocente de quien nunca sufrió. Diez años después de aquella nevada, nació Greta y volví a ponerme un reloj. Volví a apreciar la belleza de los minutos, abandonando cierta imprudencia anterior y la tendencia a vivir con los mínimos vínculos. Tuvieron que pasar 10 años: vida y yo hicimos las paces y yo volví a asumir el riesgo de perder lo más preciado.

Eso ha sucedido en mi momento de desconexión de hoy: me he acabado centrando en lo que debo recordar. Y mi mundo elemental es tan pequeño que mis prioridades están claras. A estas alturas, todas tenemos nuestras historias: creo que volver sobre ellas nos hace un poquito más sabias.

Feliç aniversari, pares, avis, amb tota la gratitud pel que vau fer i feu. Com us vaig deixar escrit aquella nit que anticipava la nevada del 99: gràcies per ser el meu referent, avui amb més consciència que mai.

PD. En el próximo post prometo recuperar las coñas y las chorradas, que para eso estamos. Esta deuda, tenía que saldarla. ;D

Anuncios
16 comentarios
  1. Clap, clap, clap! Brillant tot, m’encanta baby i aquest post tand tendre és #gallinadepiel ****

    • Modern Moders dijo:

      Bonica, ja ho veus, fa uns mesos no m’hauria cregut que publicaria un post així… I mira, fet! I si t’ha agradat, super contentaaa! #brillantetstu!

  2. gemma dijo:

    Aix Ana! Quin nus m’has deixat a la panxa….
    Quines paraules tant carregades de sentiments. Bonic. Trist i bonic.
    Com sempre, mai em deixes indiferent!

    • Modern Moders dijo:

      Gemma, és que la vida té de les dues coses, oi? I ara toca estimar el moment… Gràcies, guapa, per compartir-ho!

  3. Yolanda R dijo:

    Què bona ets!!!
    Salutacions!!!

    • Modern Moders dijo:

      Apaaa, moltes gràcies!

  4. ajvaliente dijo:

    Bebiendo una gota de tu esencia en un mar de palabras bellas

    • Modern Moders dijo:

      Tú por aquí! Qué bonito… :*

  5. Laia(Rockins&Aleixitus) dijo:

    Touchée i enfonsée… preciosa!

    • Modern Moders dijo:

      Never enfonsée, si vous plait! :*

  6. mery dijo:

    Wow! M’has deixat sense paraules.
    Preciós.
    Preciosa.

    • Modern Moders dijo:

      Gràcies, preciosa-tu!

  7. poooos si! era para tanto!!! joder Ana!!!….las hormonas….las palabras ….la realidad….nuestra realidad como mamas….nuestro regalo más grande…me ha hecho llorar UN MONTÓN!!!! besitos!

    • Modern Moders dijo:

      Es que estás requetemegahormonada, querida! A ver si luego María me va a recordar como la que hace llorar a su mamiii… 😉 besazo!

  8. Ruth Servián dijo:

    Ana, Soy Ruth (Ruthi). No encontraba el momento de escribirte hasta ahora mismo. Acabo de leer tu escrito y……uauuuuu…PRECIOSO, PRECIOSOOO.Por fin me atreví: y me atrevo a escribirte diciéndote que ME HAN LLEGADO MUY HONDO tus palabras….que siento que algunas de las cosas que dices resuenan en mí, y que de alguna manera, el pasado no se ha ido del todo…….y aún recuerdo algunos de los tantísimos momentos que pasamos juntas. Te mando un abrazo inmenso. Me encantaría verte un día.

    • Modern Moders dijo:

      A puntito de vernos y contenta, muy contenta, de que te hayas animado a escribirme… Cientos de momentos, recuerdos, recuerdos… Beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: